Saltar al contenido
matmat

Rutina que me sirvió para sacar pullover

Recommended Posts

Buenas, sólo quería comentar que siguiendo la rutina de nuestro líder espiritual, moral, intelectual y hanibal, el indiscutible y magnánimo @Yerai, durante dos semanas, me ha salido el Pullover al fin.

La primera vez que lo intenté sólo lograba sacudirme atravesado en a barra como una lombriz que está siendo enganchada en el anzuelo hasta quedar exhausto y sin saber cómo bajar de esta posición, si por adelante o por atrás:

Screen Shot 2016-11-08 at 11.25.44 PM.png

Pensé que era un imposible, que ese ejercicio no tenía cura. Entonces encontré un video revelador donde el gran maestro logró conservar su sabiduría y experiencia para que nos llegue hasta hoy a quienes nos estamos iniciando en este camino e iluminarnos como un faro en la oscuridad de una noche tempestuosa contra las orillas escarpadas del dolor y los callos.

Y así como él dijo, así mismo lo hice, dos veces por semana, durante dos semanas que parecieron toda una vida: una vida llena de sudor, dedicación, ganas de tirar todo por la borda de este barco que es la calistenia.

Entonces, me animé y el domingo caminé tembloroso a la barra, sin saber con qué me iba a encontrar. Me paré debajo, cerré los ojos para poder recordar el rostro de Hannibal for King, alabado sea, y en un movimiento que tensó cada fibra de mi cuerpo, salté y me extendí para alcanzar la barra y sin pensarlo, sin mirar abajo, antes de arrepentirme. Entonces me balanceé y, al grito de "¡Juira bicho!", logré dar la vuelta alrededor de la barra y ubicarme del lado de arriba, donde una suave ráfaga alegró el triunfo, y donde me quedé hasta el almuerzo para que todos pudieran verlo.

Pero el camino de un calisténico no tiene fin. Siempre aparecen nuevos rumbos en nuestras cartas de navegación que nos atraen con sus criaturas fantásticas o legendarios movimientos. Y así como ahora soy un calisténico nivel pullover, en breve espero alcanzar el siguiente paso, el HSPU, en esta senda trazada con tanto ingenio por nuestro maestro.

Todavía recuerdo, como si hubiera sido anteayer, cómo se me escapó una lágrima de los ojos al momento de agarrarme los h** con la barra. En ese momento recordé a Yerai-sama y me emocioné al pensar que ÉL había sufrido lo mismo por nosotros, para liberarnos de la oscuridad del sedentarismo.

Esta ha sido mi experiencia con: 

 

Compartir este mensaje


Enlace a mensaje
Compartir con otras webs

Por meses seguí la receta de este muchacho (recomiendo poner mute):
 - https://www.youtube.com/watch?v=QMW-wI-hnrY

Y tuve en cuenta los consejos de estos otros:
 - https://www.youtube.com/watch?v=dJ6N_QRgdgM

Pero no fue sino hasta encontrar este video que nos legó nuestro Gran Maestro, que el Muscle Up comenzó a hacerse realidad:
 - https://www.youtube.com/watch?v=Ffq42ONnWd0

Hoy he logrado, al fin, no uno, sino dos Muscle Ups estrictos y como Dios manda (HFK, alabado sea).

No hay registro en video ya que mi habilidad me tomó por sorpresa. Estaba tan sólo siguiendo el primer paso de la rutina (un intento de muscle up), como de costumbre y así, de la nada, me encontré arriba de la barra. Y no fue que un codo primero y luego el otro, ojo, ¡ambos al mismo tiempo!

Como no sabía si había sido de casualidad, por alguna ráfaga fugaz que me empujó hacia arriba, o algún deslizamiento telúrico que alteró el campo magnético de la tierra o algo así, repetí los movimientos, y otra vez, sin darme cuenta, me encontré arriba de la barra.

No hubo tercero ya que había gastado muchas energías en los dos primeros y quería guardar para el resto de la rutina, no vaya a ser cosa...

Igual con dos quedé más que conforme: en el proceso hubo llantos, callos, llagas, y yerais. Todos pronunciados con "sh", como hacemos en estas tierras de gauchos, tehuelches, rancheríos y churrascos. Y valieron la pena.

Hoy, después de dos meses de aquel tímido pullover, ese movimiento me sale con naturalidad. Incluso lo hago cuando estoy aburrido o al terminar la rutina. Imagino que en dos meses pasará lo mismo con los Muscle Up.

Mi siguiente desafío será el HSPU. Aunque lo tengo a medias contra la pared (suena raro eso ¿no?), creo que es realmente difícil mantener el equilibrio sin apoyo. Pero sé que nada me puede pasar porque nuestro líder y guía espiritual siempre estará allí para ayudarnos en forma de videos de youtube.

Bueno, eso nomás.

No lo nombré al profeta Frank Medr..., bendito vegano, en este post, pero eso es porque con estos días festivos me he pasado de la raya comiendo carne de distintos animales y creo que no estoy suficientemente limpio de sangre como para invocar su nombre. Si me sale el HSPU en Semana Santa, quizá tenga oportunidad.

Que los Reyes Magos les regalen unas anillas si han sido buenos calisténicos durante el año.

¡Hasta la próxima!

Compartir este mensaje


Enlace a mensaje
Compartir con otras webs
En 8/11/2016 at 23:42 , matmat dijo:

Buenas, sólo quería comentar que siguiendo la rutina de nuestro líder espiritual, moral, intelectual y hanibal, el indiscutible y magnánimo @Yerai, durante dos semanas, me ha salido el Pullover al fin.

La primera vez que lo intenté sólo lograba sacudirme atravesado en a barra como una lombriz que está siendo enganchada en el anzuelo hasta quedar exhausto y sin saber cómo bajar de esta posición, si por adelante o por atrás:

Screen Shot 2016-11-08 at 11.25.44 PM.png

Pensé que era un imposible, que ese ejercicio no tenía cura. Entonces encontré un video revelador donde el gran maestro logró conservar su sabiduría y experiencia para que nos llegue hasta hoy a quienes nos estamos iniciando en este camino e iluminarnos como un faro en la oscuridad de una noche tempestuosa contra las orillas escarpadas del dolor y los callos.

Y así como él dijo, así mismo lo hice, dos veces por semana, durante dos semanas que parecieron toda una vida: una vida llena de sudor, dedicación, ganas de tirar todo por la borda de este barco que es la calistenia.

Entonces, me animé y el domingo caminé tembloroso a la barra, sin saber con qué me iba a encontrar. Me paré debajo, cerré los ojos para poder recordar el rostro de Hannibal for King, alabado sea, y en un movimiento que tensó cada fibra de mi cuerpo, salté y me extendí para alcanzar la barra y sin pensarlo, sin mirar abajo, antes de arrepentirme. Entonces me balanceé y, al grito de "¡Juira bicho!", logré dar la vuelta alrededor de la barra y ubicarme del lado de arriba, donde una suave ráfaga alegró el triunfo, y donde me quedé hasta el almuerzo para que todos pudieran verlo.

Pero el camino de un calisténico no tiene fin. Siempre aparecen nuevos rumbos en nuestras cartas de navegación que nos atraen con sus criaturas fantásticas o legendarios movimientos. Y así como ahora soy un calisténico nivel pullover, en breve espero alcanzar el siguiente paso, el HSPU, en esta senda trazada con tanto ingenio por nuestro maestro.

Todavía recuerdo, como si hubiera sido anteayer, cómo se me escapó una lágrima de los ojos al momento de agarrarme los h** con la barra. En ese momento recordé a Yerai-sama y me emocioné al pensar que ÉL había sufrido lo mismo por nosotros, para liberarnos de la oscuridad del sedentarismo.

Esta ha sido mi experiencia con: 

 

Sin duda la mejor cagada que tuve en mi vida al leer esto. Casi muero en la de JUIRA BICHO

Compartir este mensaje


Enlace a mensaje
Compartir con otras webs

Crear una cuenta o conéctate para comentar

Necesitas ser usuario para poder dejar un comentario

Crear una cuenta

Registrarse para una nueva cuenta en nuestra comunidad. ¡Es fácil!

Registrar una nueva cuenta

Conectarse

¿Ya tienes una cuenta? Conéctate aquí.

Conéctate ahora

×